Como dejar los pañales

El proceso de dejar el pañal, o mejor dicho, de controlar el esfínter, es un proceso natural de la vida de cualquier ser humano. A no ser que exista alguna característica psicológica o física, todos los seres humanos controlan su esfínter ¿La edad? No hay edad

 Hay ritmos naturales, cada persona es un mundo y es la propia naturaleza la que nos brinda la oportunidad de hacernos sentir cómodos con la nueva conquista de independencia que adquirimos en la infancia «controlar el esfínter». 

Porque la infancia es una continúa conquista para ir adquiriendo poco a poco más grados de independencia…

Teniendo todo esto claro, podemos decir que dejar el pañal debería ser un proceso respetuoso y natural, para ser más concretos, no podemos obligar a ningún niño a que deje el pañal. (Si no está preparado)

Fases que NO ayudan

NO PREMIES  «Cuando termines de hacer pipí te daré una cosita (premio)»
NO ETIQUETES  «Eres un cochino, no te debes hacer pipi»
NO ANTICIPES  «Ya eres grande tienes que hacer pipí en el baño, los pañales los llevan los bebés»
NO COMPARES «Ves, Pedrito hace pipí en el baño, tu también deberías»
NO CASTIGUES «Si te vuelves hacer pipí encima NO vamos al parque»
NO HABLES DELANTE «Mi hijo todavía lleva pañal, no hay manera de quitárselo, le cambio más de 5 veces al día ¡estoy harto/a!

Con estas frases y obligando al niño tomaríamos el camino equivocado, el niño no dejaría el pañal por propia naturaleza y conocimiento de su nueva conquista, sino que lo haría porque alguien se lo dice y ese sentimiento hacia el adulto le condicionaría. Entonces en esa situación posiblemente «recaiga» y vuelva hacerse pipi encima ¿Por qué? Sencillo…no estaba preparado y le estábamos obligando.

Si quieres leer nuestro articulo completo puedes descargarlo

Comparte en tus redes

Share on facebook
×